Matelec (chat online)

Cómo distinguir los cables eléctricos según el color

Cómo distinguir los cables eléctricos según el color

Los colores de los cables no responden a un asunto estético, sino que cada tono es un código que indica un uso específico, por eso también es recomendable utilizar cinta aislante de igual color, por prevención.

Componentes del cable

Conductor: es un elemento que conduce la corriente eléctrica y puede ser de diversos materiales metálicos, siendo el cobre el más usado. Asimismo, puede estar formado por uno o varios hilos de este material.

Aislamiento: es el recubrimiento que envuelve al conductor eléctrico para evitar que la corriente eléctrica circule fuera del mismo y cause daño a quién la utilice o manipule.

Capa de relleno: es un material aislante que envuelve a los conductores eléctricos para mantener la sección circular del conjunto unidos y fijos.

Cubierta: está hecha de materiales que protejan mecánicamente al cable. Tiene como función proteger el aislamiento de los conductores eléctricos de la acción de la temperatura, sol, lluvia, etc.

Significado de los colores de los cables eléctricos

Verde y amarillo: también llamado el conductor de toma a “tierra”; es decir, llevará la electricidad al panel de interruptores, fuera a una varilla que está enterrada en el suelo. Esto es para evitar que la electricidad se ejecute a través de la persona. Antiguamente se utilizaba cables de color gris o blanco pero, para evitar confusiones, se comenzó a utilizar este cable bicolor, más llamativo. Estos conductores no llevan marca.



Azul: es el neutro. Hasta 1970 se utilizaba el rojo. Su etiqueta es N.



Marrón / Negro / Rojo: es el cable de fase, aunque también puede ser gris para identificar la fase en una instalación doméstica. Se etiqueta como L.


Canales

Dentro de un conducto eléctrico puede que nos encontremos con cables simples de dos canales, o con cables de distintos colores. Si el de dos conductos (positivo y negativo, permitiendo la circulación de la electricidad), poseen igual color, se trata de una disposición indistinta. Por ejemplo, si querés prolongar el cable eléctrico de una lámpara, verás que no posee una clasificación de colores. Esto significa que es indistinta la colocación de uno positivo y otro negativo.

Un cable debe tener dos canales, uno positivo y el otro negativo. Por uno de los canales la electricidad "entra", y por la otra "sale". Por ello, toda instalación debe poseer estos dos canales conectados, en lugar de uno sólo.

Podés encontrar con un tercer cable en el conducto, que pareciera no tener función. Probablemente sea el cable de descarga o toma a tierra, el cual permite la circulación de la electricidad en caso de contacto accidental. Los pararrayos, por ejemplo, poseen un conducto que atrapa la electricidad y la libera a la tierra, evitando su condensación en casa. La toma a tierra cumple con el mismo propósito.

Prevenciones

Cuando necesitamos reparar un interruptor, cambiar un tomacorrientes, o realizar instalaciones de tipo eléctrico en la red de nuestro hogar, lo mejor es contratar a un profesional especializado, para no correr riesgos innecesarios y asegurar así un buen trabajo. De todos modos, si preferís realizar la tarea recomendamos tomar previamente las medidas de prevención adecuadas, teniendo en cuenta el código de colores de los cables para no cometer errores.

Al trabajar con materiales e instalaciones eléctricas, siempre es mejor hacerlo con suficiente luz solar y linternas a mano, si es de noche. Esto te permitirá tener más visibilidad y evitar accidentes. Recuerda que las herramientas que vas a usar deben tener recubrimiento de goma.

Lo primero es cortar el paso general de luz, bajando las llaves de la caja.

Utilizá guantes y elementos de prevención para manipular cables eléctricos: recordá que la estática también puede dañarte. Si es posible use zapatos de suela de goma.

Es importante el uso de cintas aisladoras a discreción para recubrir los que queden libres. La cinta aisladora es un importante elemento a la hora de realizar o reparar la instalación eléctrica, ya que nos permite aislar los cables eléctricos para evitar cortocircuitos. Esta cinta es muy flexible y muy segura. La única precaución que hay que tomar es que luego de un tiempo, esta cinta suele resecarse y endurecerse, por lo que es recomendable cambiarla.

.

.