Dejanos tu mensaje

Sustitución de tubos flourescentes por tubos led

Sustitución de tubos flourescentes por tubos led

La conexión de los tubos led requiere rehacer el cableado de la lámpara fluorescente de la siguiente forma: se elimina la reactancia, el cebador y se enchufan directamente los dos cables de la red eléctrica a los dos pines de un extremo del tubo.

Paso 1: Apagar el equipo, comprobando que no llegue corriente eléctrica.

Instalación de Tubos LED - Parte 1

Paso 2: Quitar/Anular la reactancia y el cebador (cortando uno de los cables del cebador lo anulamos totalmente).

Instalación de Tubos LED - Parte 2

Paso 3: Conectar la FASE (cable marrón, negro o gris) a un pin (1 de las 2 patas metálicas) en un extremo del portatubos y el NEUTRO (cable azul) al otro pin del mismo extremo del portatubos. Colocar el Tubo LED con el extremo indicado mediante una etiqueta en el portatubos cableado. Encender y comprobar que tu nuevo tubo LED se enciende.

Instalación de Tubos LED - Parte 3

Reactancia y cebador

Los tubos LED no requieren de estos dispositivos para el encendido. Esto hace que sean aun más eficaces energéticamente ya que los cebadores y las reactancias consumen energía eléctrica por si mismos.

¿Qué ventana ofrece el tubo led?

Como ventaja principal de los tubos de led, es el ahorro energético, de más del 50%. Hay que señalar que el consumo de un tubo convencional, aparte del propio consumo, necesita de una reactancia cuyo consumo oscila entre 3 y 8 Vatios por tubo (En función de la calidad de la reactancia). Otras de la ventajas es el ahorro en mantenimiento (sustitución de cebadores, reactancias, y tubos…). El tubo LED no necesita reactancias ni cebadores. Un tubo convencional tiene una vida útil aproximada de 8000 horas, frente a la vida útil aproximada del tubo LED de 50000. Estos datos obviamente son en función de la calidad de cualquiera de los tubos.

Horas de vida: duran más de 50.000 horas, frente a las 10.000 de un buen tubo fluorescente.


Resistencia: Los tubos de LED pueden aguantar mucho más los golpes o vibraciones que los tubos fluorescentes. De hecho son desmontables y reparables, algo que para los tubos fluorescentes es impensable.


Consumo: Los tubos LED consumen bastante menos que los tubos fluorescentes. Un tubo fluorescente de 600mm-18W con reactancia y cebador puede llegar a consumir el doble de su potencia nominal debido a la reactancia. Estamos hablando de un consumo de 36W frente a los 8 ó 12 W del consumo del tubo LED de 600mm.


Arrancadas: Los tubos LED son de arranque instantáneo y no les afecta a sus horas de vida. En cambia un tubo fluorescente tarda en arrancar y el número de encendidos diarios afecta a su vida. Por ejemplo muchos fabricantes de tubos fluorescentes estiman la vida del tubo en 10.000 horas teniendo en cuenta únicamente 2 encendidos al día.


Medio ambiente: Los tubos LED no necesitan de ningún gas para encenderse, los tubos fluorescentes están fabricados con vapor de mercurio y los compuestos de mercurio, son productos químicos altamente peligrosos para la salud humana y el medio ambiente.

.